Jueves, 17 de septiembre de 2009

  

Por Néstor Martínez
Editor Suplemento Eco-Lógico

Ningún candidato hizo alusión al tema ambiental, pero no solo eso: las organizaciones ambientales tampoco hicieron su propuesta. Cierto, hubo una mesa sobre el tema, pero después fue olvidado.
El Salvador es uno de los países con serios problemas ambientales, y hasta el momento ningún gobernante “ha tomado al toro por los cuernos”, como se dice en el ámbito popular.
A continuación una lista de los problemas ambientales que tendrá que enfrentar el próximo gobierno.


Desde la introducción en El Salvador del DDT en 1946, la dimensión de la contaminación química es poco conocida, excepto por los barriles con agrotóxicos encontrados de vez en cuando en varias zonas del país.
Los casos más representativos son:

– La empresa Almacenadora Agrícola e Industrial S.A. contrató trabajadores para que el día 11 de mayo de 1998, trasladaran desde sus bodegas hasta el cantón El Roble en el Municipio de Suchitoto, 42 barriles de desechos tóxicos (plaguicidas vencidos. Dimetoato) el plan fue enterrarlos en un terreno en donde, la propietaria no había otorgado el permiso. Aunque la comunidad denunció y luchó en este caso, el resultado fue la modificación de la Ley de Medioambiente para evitar, en lo futuro, que los empresarios no enfrentaran este tipo de acusaciones. Resultaron afectados 500 personas, que al refugiarse fuera de sus propiedades se convirtieron en “refugiados ambientales”.

– El 10 de diciembre de 1999 un centenar de personas fueron evacuadas del cantón El Tobalón en San Juan Talpa, departamento de La Paz. La causa fue las emanaciones tóxicas provenientes de 2 barriles conteniendo ethil mercaptano, sustancia tóxica que es utilizada para odorizar (dar olor) a los gases como el propano y el butano (ya que estos son inodoros) con el objetivo de poder detectar fugas. Estos barriles fueron abandonados irresponsablemente por su dueño en un barranco, seguramente porque tampoco conocía cuál es el mecanismo más adecuado para deshacerse de las sustancias tóxicas, e hizo lo más sencillo: resolver su problema trasladándoselo a otros.

– 92 barriles de toxafeno, uno de los insecticidas más usados en los Estados Unidos hasta 1982 cuando la mayoría de sus usos se prohibieron, fueron dejados a la intemperie desde 1998 en las bodegas desmanteladas de la empresa Agrogell, S. A. de C. V. (Monsanto), en la colonia Brisas 1, en San Miguel. El toxafeno es un insecticida que contiene más de 670 productos químicos. En su forma natural es sólido ceroso y de color amarillo. Está prohibido su uso, a nivel mundial, desde 1990. En El Salvador se usó como base de otros insecticidas para combatir las plagas del algodón.
El toxafeno es altamente cancerígeno y abortivo. Respirar, comer o tomar altos niveles de toxafeno puede causar daño a los pulmones, al sistema nervioso y los riñones. Puede causar la muerte.

La irresponsabilidad de este caso consistió en que “alguien” derramó el contenido de algunos barriles provocando grave contaminación. Este caso está pendiente en la Corte Suprema de Justicia.
El Ministerio de Salud realizó una serie de estudios al agua de los pozos y previno a los habitantes de las colonias Brisas 1 y 2, así como La Carrillo y La Pradera que no consuman el agua ya que está contaminada.

El inventario de plaguicidas en desuso muestra que en el país existen nueve grandes bodegas en las que se encuentran almacenadas 44 toneladas de químico sólido y más de 38,000 lt en estado líquido.

Otro caso reciente y de gran impacto es el de la contaminación con plomo provocada en el Sitio del Niño por la fábrica de baterías Record. Se estima que la contaminación abarca un radio de ocho kilómetros, y aún no se mide el impacto en la zona, si no es por la alta presencia de plomo en la sangre de los habitantes en las cercanías de la fábrica. Este caso está pendiente de juicio.


El transporte público es la principal fuente de contaminación por ruido

Ruido
La contaminación por ruido es reconocida como la peor de las contaminaciones ya que afecta directamente. En El Salvador las fuentes de ruido las encabezan el servicio del transporte colectivo. Muchos buses tienen instalados trompetas que emiten un fuerte sonido que hiere los oídos, asimismo buses y microbuses tienen instalados sistemas de sonido que abusan del alto volumen.

Estos transportes contaminantes ni siquiera tienen la consideración al pasar por los hospitales, en especial los de Maternidad y 1ro de Mayo, donde nacen los niños de los trabajadores.
El ruido también es ya característica de las ventas callejeras de discos de música, que inundan el ambiente urbano capitalino al tratar de hacerse escuchar por sobre el ruido, digamos “normal”, de la urbe.

Otro ruido contaminador es el que producen los vecinos con aparatos de sonido a todo volumen en las colonias de casas que están pegadas unas a otras, y como si esto fuera poco, las iglesias “cristianas” tratan de introducir la fe por el oído provocando en muchos casos quejas de los vecinos.
Hasta el momento no se ha emitido ninguna normativa para combatir el ruido.

Atmósfera
Las emisiones de los gases que se lanzan a la atmósfera vienen en alto porcentaje del transporte público y privado. En el caso del transporte público, la Asamblea Legislativa aprueba año con año el que sigan circulando buses contaminantes que ya deberían de estar transformados en chatarra. Como si esto fuera poco, hay poca supervisión sobre el otorgamiento de subsidios que se paga, incluso, a camiones convertidos en buses. Algunos motores son tan viejos que se mantienen encendidos, incluso más de una hora, en lo que esperan turnos de salida.

Asimismo, fracasaron los intentos de instalar la medición de gases de los vehículos particulares. Muchos de ellos no pasarían el control de gases. Al igual que los buses, el parque de vehículos particulares incluye, en su mayoría, viejos modelos altamente contaminantes.

Se estima que al menos 10 mil niños fallecen al año por enfermedades originadas por la contaminación del aire.

Asimismo, el desorden vehicular, y el caos en el transporte público, provocan concentración de gases en la atmósfera. Por ejemplo, todas las mañanas puede observarse una nube café sobre la capital, San Salvador, debido a la concentración de gases. Mientras que el desorden en el transporte público, provoca grandes atascamientos por paradas improvisadas que provocan atascamiento.
Tampoco, en este caso, el gobierno ha tomado las riendas para corregir esta grave contaminación.

Agua
Los recursos hídricos en El Salvador están altamente contaminados, como son los ríos y lagos, incluso las aguas subterráneas acusan la contaminación y baja en sus niveles.

Muchas colonias tienen serios problemas de abastecimiento, y cuando le llega el agua esta está contaminada y apestosa.

No existe hasta el momento ningún plan de ordenamiento hídrico, ni siquiera de cuánta agua potable tiene disponible El Salvador, en especial subterránea, que no debe ser poco, ya que muchos propietarios de terrenos con agua, a falta de regulación gubernamental, hacen “parques acuáticos”, mientras otros padecen sed, asimismo la comercialización del agua incontrolada permite que este recurso acabe en manos privadas dejando de lado a las mayorías.

ANDA, el ente rector de las políticas del agua (que debería serlo) es una “cueva de corrupción”, en donde lo que menos priva es el usuario, quien debe de pagar grandes sumas por un servicio que no recibe y cuando lo hace es de mala calidad.

Tampoco existe una política de protección de las zonas de recarga acuífera, como por ejemplo, el Cerro de San Jacinto, en donde, en el lado de San Marcos, ya se está construyendo una carretera a medio cerro sin que se hayan medido las consecuencias ambientales, en especial cuando dicha vulnerabilidad tiene cerca la estación lluviosa.

Asimismo hay grave déficit en el área del saneamiento. Que se sepa, no está en funcionamiento ninguna planta tratadora de las aguas servidas, mientras que las aguas negras siguen vaciándose en los cuerpos de agua al aire libre.

En este campo la ingeniería tiene mucho por delante en El Salvador.

Energía
El gobierno le ha apostado al derroche de la energía para favorecer a las transnacionales, ya que en sus manos está la distribución de energía, tanto en combustibles fósiles como la generada por plantas, ya sea por las presas o por las geotérmicas.

Hace poco se anunció la inversión de más de 45 millones de dólares en electrificación rural, en especial para llevar luz. Con solo el 10% de esa cantidad se puede llevar luz utilizando energía solar, que tanto abunda en El Salvador. Esto demuestra que el gobierno, en la línea del derroche, no tiene planes que conlleven a la sustentabilidad.

Bien puede utilizarse energía solar para abastecer de luz a los hogares, reservándose otro tipo de energía y el ahorro para invertir en la industria o el transporte.

Hace falta un plan gubernamental en esta área que incluya el diagnóstico energético, el derroche, y las posibilidades de que la población reciba el beneficio de la energía tanto en términos de abastecimiento, como en la factura, que por ahora está en manos de una transnacional cuyos cobros, en muchos casos, están fuera del alcance ciudadano.

Biodiversidad
Desde hace muchos años no se conoce el estado de la biodiversidad de El Salvador. Sin embargo es notoria que el impacto en este campo se debe al crecimiento de la urbanización, la falta de políticas gubernamentales en las escasas zonas protegidas. Hasta hace unos años se estimaba que El Salvador había perdido su flora y fauna original en un 90%, y que muchas especies están en peligro de extinción.

Los manglares de El Salvador, reducidos a menos del 40%, reciben el impacto de la población costera y últimamente por los proyectos turísticos, especialmente el que realiza una constructora de los Poma en Usulután, y el antes sacrificado en la Isla de Tasajera, en litigios legales y sociales.

Población
Irónicamente, se puede afirmar que la “política” de población gubernamental salvadoreña es la emigración. Y aunque así fuera, el crecimiento poblacional está causando serios daños ambientales, en especial cuando este fenómeno está asociado a falsas apreciaciones de la propiedad privada, hacinando la población en zonas inhabitables, sin agua, alcantarillas, y otro tipo de servicios.

La falta de empleo ha provocado que las calles de los centros urbanos se hayan convertido en grandes mercados y comedores a cielo abierto, fuera de control gubernamental, con los problemas ambientales que ello conlleva.

Mucha población es obligada a aceptar viviendas apiñadas, separadas por apenas una pared, sin espacio para que las demandas de la actividad juvenil puedan satisfacerse.

El crecimiento de la población incrementa la demanda de servicios vitales, como son el agua, la alimentación, hospitales, entre otros, presiona los pocos recursos que dispone el país, huérfano de políticas territoriales.

Basura
La basura es uno de lo problemas que puede ser de fácil solución, sin embargo, como ya se ha señalado muchas veces, tampoco existe una política gubernamental sobre este problema. Aunque se impulsó el cierre de los basureros a cielo abierto, la falta de una política sobre este tema, dicho cierre hizo que el problema de la basura se trasladara a otras localidades, tal es el caso de Cutumay Camones, en donde sin consideración ambiental, en especial la protección de mantos acuíferos, se trató de construir un botadero de basura, demostrando la población que, por un lado no está dispuesta a que le contaminen sus recursos, y por otro el que el gobierno no tenga a la mano ningún plan sobre este problema, como es la reducción, el reciclaje, etc.

Minería
Una de las principales luchas de la población afectada ha sido contra la minería en departamento de Cabañas, donde la transnacional Pacific Rim, no cesa en su empeño de querer explotar las vetas de oro que subyacen en esa zona. Sin embargo es claro el repudio general que esta actividad ha acarreado, incluso el de la Iglesia Católica, lo que ha provocado que este proyecto quede en el limbo, amenazando la empresa con demandas internacionales bajo el manto del Tratado de Libre Comercio.

Se ha demostrado con abundantes pruebas, el grave riesgo que conlleva la minería en un territorio tan pequeño como lo es el de El Salvador, que además tiene sus escasos recursos en grave situación.

Inundaciones en el Bajo Lempa, en el oriente de El Salvador

Vulnerabilidad
Se han amplificado los riesgos naturales, se han reactivado riesgos dormidos, y se han creado riesgos donde no existían. Esto resume la crisis en el ámbito de los desastres provocados por la actividad humana.

Merece especial atención el que el gobierno nunca haya prestado atención a la construcción de bordas para controlar los cauces de los grandes ríos salvadoreños, ya que año con año, los habitantes de sus riberas padecen inundaciones con graves pérdidas económicas.

Inundaciones en la Capital de El Salvador

Otras vulnerabilidades son las creadas por las constructoras, que a falta de reglamentos claros y de una política territorial, hacen y deshacen en zonas de recarga acuíferas, vulnerables a desastres, utilizan riachuelos o ríos para la disposición de las aguas negras o servidas, etc. Asimismo construyen casas cerca de zonas contaminadas, ya sea por fábricas o por ríos contaminados. Otro campo huérfano para la ingeniería y el gobierno es la prevención de desastres.

Otros
No todos los casos ambientales están bosquejados aquí, sino los más someros, quedan pendientes la educación ambiental (en las instituciones educativas de todo nivel y para la ciudadanía en general), la participación ciudadana, el rediseño de las leyes ambientales, las consideraciones mundiales, la participación de El Salvador en la lucha mundial contra el cambio climático, la revisión de los Tratados comerciales en el ámbito ambiental, los transgénicos, el ordenamiento vehícular y urbano, la cooperación ambiental, la reactivación de la policía ambiental, etc.


Empleo y medioambiente

Llama la atención que el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, esté tomando como punta del combate al desempleo el medioambiente.

Como está bosquejado aquí, y en muchos países se ha aplicado, el medioambiente es un área que puede crear empleo, desarrollo, y lo que es más importante mejorar la calidad de vida de los seres humanos.

 

 

Los contaminados con plomo demandan justicia

Tóxicos

Publicado por lalagunachalate @ 12:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios